top of page
Buscar
  • Foto del escritorSala Urbana

Carlos Enrique y Estancia Serena: Un encuentro que cambió vidas para siempre


Por Kenneth Y. Santiago López / redaccion@salaurbana.com


En el barrio Peña Pobre de Naguabo, Carlos Enrique Rodríguez Ortiz, de 42 años de edad, relata su historia de lucha y superación en la batalla contra el abuso y uso de sustancias controladas. Desde los 13 años, Carlos estuvo inmerso en este destructivo ciclo, hasta que finalmente encontró ayuda en Estancia Serena en el año 2021.


Estancia Serena, un lugar que ha brindado tranquilidad y serenidad a tantas personas en búsqueda de una vida mejor, se convirtió en el refugio de Carlos. Agradecido por la diligencia y atención recibida en el lugar, Carlos logró rehabilitarse y dejar atrás su adicción.


El proceso de superación no fue fácil para Carlos, quien estuvo involucrado en varios delitos relacionados con su consumo de sustancias. Sin embargo, fue en el año 2021 cuando una prima suya le brindó la oportunidad de encontrar ayuda en Estancia Serena, una iniciativa impulsada por el señor Alcalde Alfredo “Papo” Alejandro Carrion y su difunta esposa.


Carlos destaca la importancia de las personas que lo animaron y apoyaron durante su proceso de rehabilitación. La fe también ha jugado un papel fundamental en su vida, ya que asiste a la Primera Iglesia de Dios Primitiva en el barrio Mambiche, donde su pastora, Janeth Ramos, también trabaja en Estancia Serena.



Cuando se le pregunta sobre qué consejo podría ofrecer a aquellos que buscan rehabilitarse, Carlos enfatiza la importancia de perseverar y encontrar los recursos adecuados. Después de pasar por diferentes programas cristianos y otros, finalmente encontró en Estancia Serena un lugar donde pudo encontrar paz y la atención necesaria para su salud mental.


El proceso de recuperación para Carlos ha sido una experiencia transformadora. Durante su tiempo en la cárcel, tuvo la oportunidad de reflexionar sobre su vida, pero los programas existentes no fueron lo suficientemente efectivos para ayudarlo a superar su adicción. La soledad y la falta de herramientas adecuadas en el sistema penitenciario dificultaron aún más su recuperación.


Carlos resalta el papel vital que desempeña la familia en este proceso. Él reconoce que es más difícil para un confinado si su familia no está presente y los alienta a ser comprensivos y solidarios. Es importante buscar formas de ayudar a aquellos que atraviesan problemas de adicción y dirigirlos hacia lugares como Estancia Serena, donde recibirán la atención necesaria.


Cuando se le pregunta cómo se siente ahora, Carlos responde con entusiasmo. “Me siento bendecido y agradezco a Dios por haber encontrado una comunidad en mi iglesia y en Estancia Serena. A pesar de mi tiempo de ausencia debido a mi encarcelamiento, cuento con el apoyo de mis hijas, quienes me respaldan en mi proceso de recuperación, Dios las bendiga donde quiera que estén.”, concluyó Carlos Enrique.

Estancia Serena: Un refugio de esperanza para la rehabilitación de adictos


En un esfuerzo por combatir la adicción a las drogas y al alcohol, la organización autorizada por ASSMCA (Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción) conocida como Estancia Serena ha establecido su presencia en la comunidad de Juncos. Con el objetivo de brindar servicios de desintoxicación a varones mayores de 21 años, Estancia Serena se ha convertido en un refugio para aquellos que buscan superar sus adicciones y reintegrarse a la sociedad.


En Estancia Serena, cada paciente recibe una atención personalizada y es asistido por un equipo multidisciplinario compuesto por profesionales de enfermería, trabajadores sociales, psicólogos y médicos. Este equipo está disponible las 24 horas del día, los siete días de la semana, para garantizar la seguridad y el bienestar de los pacientes durante su proceso de desintoxicación.


La organización se destaca por su enfoque holístico, reconociendo al ser humano como un todo. Se establecen protocolos individualizados de atención y se monitorea de cerca a cada paciente para identificar y abordar cualquier necesidad que pueda surgir durante el tratamiento. Estancia Serena se esfuerza por ofrecer servicios en el mejor entorno posible, creando un ambiente propicio para la recuperación.


La instalación de Estancia Serena ha sido recientemente remodelada para proporcionar espacios amplios y cómodos que contribuyen al bienestar de los participantes. Allí, se brindan terapias individualizadas y grupales, capellanía, un menú diseñado por un nutricionista para completar el proceso de desintoxicación, así como áreas para el aseo personal. Además, los participantes pueden compartir en un amplio comedor, un área de estar con televisión, espacios recreativos y otros ambientes acogedores.



El proceso de ingreso a Estancia Serena sigue varios pasos. En primer lugar, se registra al participante y se recopila su información demográfica y seguro médico. Luego, médicos y psicólogos realizan entrevistas para evaluar si cumple con los criterios necesarios para su desintoxicación. El manejador de casos se encarga de realizar una entrevista adicional, brindando orientación sobre las normas y procedimientos del centro. Una vez completados estos pasos, el participante es admitido en Estancia Serena.


En una entrevista con el alcalde de Juncos, Alfredo "Papo" Alejandro Carrión, se destacó la importancia de Estancia Serena en la comunidad. El alcalde compartió la historia de Doña Melicia Cuca Peña, una mujer visionaria que creía en la rehabilitación y ayudaba a personas necesitadas. El alcalde mencionó que después de buscar incansablemente un lugar adecuado, decidió comprar el sitio donde ahora se encuentra Estancia Serena. La visión de Doña Cuca, respaldada por el alcalde y su propia experiencia personal luchando contra la adicción en su familia, llevó a la creación de Estancia Serena.


El alcalde expresó su compromiso con la rehabilitación de los adictos y su deseo de proporcionar oportunidades para que se reintegren a la sociedad. Propuso la creación de villas donde los participantes puedan vivir, trabajar y construir una vida diferente después de su tiempo en Estancia Serena. El alcalde subrayó la importancia de creer en las personas en proceso de rehabilitación y brindarles apoyo y oportunidades para que eviten recaídas y puedan tener éxito en su recuperación.


“Doña Cuca, como cariñosamente la llamaba el pueblo de Juncos, era una mujer visionaria a la que le gustaba ayudar a personas en base a su fe, como personas sin hogar. Sin embargo, su mayor anhelo era Estancia Serena. Nosotros sufrimos las consecuencias de la adicción y luchamos con un hijo. Hoy puedo decirles que ya han pasado cerca de 8 años desde que se rehabilitó completamente, y todos los días lo celebro. Ella lo celebró y yo lo celebro, porque fue una bendición de Dios”, mencionó Alfredo "Papo" Alejandro Carrión.

Estancia Serena se ha convertido en un faro de esperanza en Juncos, brindando una segunda oportunidad a aquellos que luchan contra la adicción. A través de su enfoque integral y la dedicación de su equipo, la organización continúa trabajando incansablemente para ayudar a las personas a reconstruir sus vidas y superar las adversidades que enfrentan.





16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page