top of page
Buscar
  • Foto del escritorSala Urbana

La Fibromialgia: Una afección crónica que causa dolor y fatiga

Por Redacción / info@salaurbana.com


La fibromialgia es una afección crónica que provoca dolor en todo el cuerpo, fatiga y una variedad de síntomas adicionales. Aquellos que padecen fibromialgia a menudo experimentan una sensibilidad aumentada al dolor en comparación con las personas que no la tienen, lo cual se conoce como percepción anormal del dolor.

Causas de la fibromialgia


La causa exacta de la fibromialgia aún no se conoce con certeza. Sin embargo, los investigadores sugieren que varios factores pueden contribuir a su aparición, como:

  • Eventos traumáticos, como accidentes automovilísticos

  • Lesiones recurrentes

  • Enfermedades, como infecciones virales

  • En algunos casos, la fibromialgia puede desarrollarse de forma independiente. Además, dado que puede presentarse en familias, los genes podrían desempeñar un papel en su origen

Factores de riesgo de la fibromialgia


Cualquier persona puede desarrollar fibromialgia, pero es más común en los siguientes grupos:

  • Mujeres: Tienen el doble de probabilidades de padecer fibromialgia en comparación con los hombres

  • Personas de mediana edad

  • Personas con ciertas enfermedades, como lupus, artritis reumatoide y espondilitis anquilosante

  • Personas con familiares que padecen fibromialgia

Síntomas de la fibromialgia


Los síntomas más comunes de la fibromialgia incluyen:

  • Dolor y rigidez generalizados en todo el cuerpo

  • Fatiga y cansancio persistente

  • Problemas cognitivos, como dificultad con la memoria y la concentración (conocida como niebla mental o "lagunas")

  • Depresión y ansiedad

  • Dolores de cabeza, incluyendo migrañas

  • Síndrome del intestino irritable

  • Hormigueo o entumecimiento en manos y pies

  • Dolor facial o en la mandíbula, incluido el trastorno de la articulación temporomandibular

  • Problemas para conciliar el sueño

Diagnóstico de la fibromialgia


Diagnosticar la fibromialgia puede ser complicado y a menudo requiere consultar a varios profesionales de la salud. La falta de pruebas específicas y la similitud de los síntomas con otras afecciones hacen que el diagnóstico sea un proceso de exclusión. Los médicos deben descartar otras posibles causas de los síntomas antes de llegar a un diagnóstico de fibromialgia, lo que se conoce como diagnóstico diferencial.

Para diagnosticar la fibromialgia, los profesionales de la salud pueden utilizar los siguientes enfoques:

  • Historial clínico detallado, incluyendo preguntas sobre los síntomas

  • Examen físico

  • Radiografías o análisis de sangre para descartar otras afecciones

  • Pautas de diagnóstico que consideran aspectos como la presencia de dolor generalizado durante más de 3 meses, síntomas físicos como fatiga y problemas cognitivos, y la cantidad de áreas corporales que presentan dolor en la última semana

Tratamiento de la fibromialgia


El tratamiento de la fibromialgia generalmente se basa en una combinación de enfoques terapéuticos, que pueden incluir medicamentos, cambios en el estilo de vida, terapia conversacional y tratamientos complementarios.

  • Medicamentos: Los médicos pueden recetar analgésicos de venta libre, medicamentos específicos aprobados para tratar la fibromialgia y analgésicos con receta médica. Algunos antidepresivos también pueden ser útiles para el manejo del dolor y los problemas de sueño asociados.

  • Cambios en el estilo de vida: Establecer una rutina adecuada de sueño, hacer ejercicio regularmente (con la orientación de un profesional de la salud), aprender técnicas de manejo del estrés, seguir una dieta saludable y equilibrada, y aprender a encontrar un equilibrio entre la actividad y el descanso son aspectos importantes para el manejo de la fibromialgia.

  • Terapia conversacional: La terapia cognitivo-conductual puede ayudar a las personas a desarrollar estrategias para manejar el dolor, el estrés y los pensamientos negativos asociados con la fibromialgia. Si existe una comorbilidad con depresión, la terapia conversacional puede ser beneficiosa en el tratamiento.

  • Terapias complementarias: Algunas terapias complementarias, como los masajes terapéuticos, terapias de movimiento, quiropráctica y acupuntura, han demostrado ser útiles para aliviar los síntomas de fibromialgia en algunas personas. Sin embargo, se necesitan más estudios para establecer su efectividad y es importante discutir su implementación con un profesional de la salud antes de iniciar cualquier tratamiento complementario.

La fibromialgia es una afección crónica que causa dolor, fatiga y otros síntomas. Aunque su diagnóstico puede ser complicado, existen enfoques terapéuticos disponibles para ayudar a manejar los síntomas y mejorar la calidad de vida de quienes la padecen. Si experimentas síntomas persistentes, es importante buscar atención médica para obtener un diagnóstico adecuado y recibir el tratamiento necesario.

 

https://fuentemedlineplus.gov/


29 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page