top of page
Buscar
  • Foto del escritorSala Urbana

La Importancia de Actividades Extracurriculares en Menores de Edad

Por Jomar Rodríguez Agosto, MS / Estudiante Doctoral de Psicología Clínica


Ya aproximadamente estamos a un mes de agosto, por lo que se avecina el retorno a las clases. Estamos más que seguros que nuestros hijos regresarán al plantel escolar, pero, ¿estaremos claros en qué harán una vez salgan? Existe un sinnúmero de alternativas incluyendo deportes, clubes, escuelas de arte y música, etc., que están disponibles para que sus hijos participen de ellos, y sería de beneficio si usted como encargado toma ventaja de estas alternativas

Estar involucrado en actividades extracurriculares ofrece oportunidades importantes para el desarrollo de los menores. Este tipo de actividad ayuda a que se relacionen con otros compañeros con gustos similares, fortaleciendo así sus destrezas sociales. Inclusive, puede ayudar a desarrollar habilidades básicas para el rendimiento académico. Los adolescentes que participan en actividades extracurriculares demuestran niveles más altos de rendimiento académico, un carácter más desarrollado, mayor desarrollo social y un mayor sentido de importancia en querer integrarse a la comunidad, lo que pudiera aumentar un sentido de cooperativismo y empatía con los que le rodean.


Los estudiantes que participan con frecuencia en actividades extracurriculares tienden a tener calificaciones más altas, mejores puntajes en las pruebas y en general viven experiencias educativas más positivas. La participación en actividades extracurriculares está asociada con un aumento del 2% en los puntajes de las pruebas de matemáticas y ciencias. Además, los estudiantes que participan en este tipo de actividades demuestran un aumento de un 10% en sus expectativas de obtener un título postescolar, en comparación con los que no se adentran en actividades fuera de la escuela. Por lo tanto, se debe animar a los estudiantes a participar en tales actividades a lo largo de sus años escolares. A través de juegos organizados, los menores aprenden a escuchar las instrucciones y a aplicarlas para lograr el resultado deseado. Además, a través de actividades organizadas, los niños y adolescentes aprenden la importancia de la persistencia y la motivación. También aprenden a establecer metas y a resolver problemas, entendiendo que el alcanzar lo que desean a menudo requiere enfoque y trabajo duro.


La participación en este tipo de actividades también contribuye al desarrollo del carácter de los adolescentes. Los estudiantes que participan en actividades extracurriculares reportan niveles más altos de autoestima. Además, tienen oportunidades para desarrollar intereses personales y les permite descubrir sus fortalezas y debilidades, lo cual es especialmente importante durante la etapa de autoexploración. Desarrollar el concepto de sí mismos y el desarrollo del carácter de los estudiantes fomentará la confianza, lo que inspirará a los estudiantes a sentirse cómodos siendo individuos únicos.


Esto es importante porque muchas de estas habilidades son necesarias en el lugar de trabajo. Por ejemplo, estos jóvenes pueden desarrollar sus habilidades de manejo del tiempo; aprendiendo a priorizar y a usar el tiempo de manera efectiva. Por otro lado, pueden ayudar a desarrollar las habilidades de liderazgo que respaldarán su éxito en instituciones universitarias y carreras de por vida. Los estudiantes que poseen habilidades de liderazgo tienen más probabilidades de convertirse en gerentes y ganar un salario más alto que los estudiantes que no las poseen. Los menores también aprenden a aceptar la crítica constructiva, que es una habilidad necesaria para el crecimiento intelectual y personal.


En términos específicos, los estudiantes que participan en clubes académicos desarrollan habilidades de liderazgo, mientras que los estudiantes que participan en clubes deportivos desarrollan habilidades para resolver problemas. Los menores que dedican tiempo a las artes registran niveles más altos de autodesarrollo positivo y una mayor participación en el entorno escolar. Por otro lado, la participación tanto en actividades académicas como deportivas da como resultado niveles más altos de autoestima.


39 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page