top of page
Buscar
  • Foto del escritorSala Urbana

La salud bucal y su impacto en el bienestar general

Por Redacción SalaUrbana / info@salaurbana.com


Es fundamental entender la relevancia de la salud bucal, ya que va más allá de lo que normalmente se cree. La boca, los dientes y las encías pueden proporcionar indicios valiosos sobre nuestro estado de salud general y, en algunos casos, problemas en la cavidad oral pueden tener repercusiones en todo el cuerpo. Por tanto, es esencial comprender la conexión entre la salud bucal y la salud en general.

La boca alberga una gran cantidad de bacterias, la mayoría de las cuales son inofensivas. No obstante, al ser la puerta de entrada a nuestras vías digestivas y respiratorias, algunas de estas bacterias pueden provocar enfermedades. El buen cuidado y las defensas naturales del cuerpo, como el cepillado regular y el uso de hilo dental, suelen mantener bajo control estas bacterias. No obstante, la falta de una higiene bucal adecuada puede propiciar el aumento de bacterias, lo que puede conducir a problemas como caries y enfermedades de las encías.


Es importante mencionar que ciertos medicamentos pueden reducir la producción de saliva, lo que a su vez disminuye la capacidad para neutralizar los ácidos producidos por las bacterias, facilitando así el crecimiento de microorganismos y potenciales enfermedades.


Varios estudios sugieren que las bacterias orales y la inflamación asociada a enfermedades graves de las encías (periodontitis) podrían estar relacionadas con algunas afecciones de salud. Asimismo, ciertas enfermedades como la diabetes o el VIH/sida pueden afectar la resistencia del cuerpo a las infecciones, haciendo que los problemas de salud bucal sean más graves.

¿Qué condiciones pueden estar vinculadas a la salud bucal?

El estado de nuestra salud bucodental puede influir en diferentes enfermedades y afecciones, como:

  1. Endocarditis: una infección del revestimiento interno del corazón que puede ocurrir cuando las bacterias u otros gérmenes de la boca se propagan por el torrente sanguíneo y se adhieren a ciertas áreas del corazón.

  2. Enfermedades cardiovasculares: aunque la relación no se comprende completamente, algunas investigaciones sugieren que enfermedades cardíacas, arterias obstruidas y accidentes cerebrovasculares podrían estar relacionados con la inflamación y las infecciones causadas por bacterias bucales.

  3. Complicaciones durante el embarazo y el parto: se ha observado que la periodontitis se relaciona con partos prematuros y bajo peso al nacer.

  4. Neumonía: ciertas bacterias presentes en la boca pueden llegar a los pulmones y dar lugar a neumonía y otras enfermedades respiratorias.

Además de estas afecciones, también existen otras que pueden afectar la salud bucal, como la diabetes, el VIH/sida, la osteoporosis, la enfermedad de Alzheimer, trastornos alimentarios, artritis reumatoide, ciertos tipos de cáncer y el síndrome de Sjogren, un trastorno del sistema inmunitario que causa sequedad en la boca.


Para proteger la salud bucal, es vital mantener una buena higiene bucodental diaria, que incluya cepillarse los dientes al menos dos veces al día durante dos minutos, usar hilo dental a diario, emplear enjuague bucal para eliminar restos de comida, seguir una dieta saludable y limitar los alimentos y bebidas azucaradas, cambiar el cepillo de dientes cada tres o cuatro meses, programar revisiones y limpiezas dentales regulares, y evitar el consumo de tabaco.


Recuerda siempre comunicar a tu dentista los medicamentos que tomas y los cambios en tu salud general, especialmente si has estado enfermo recientemente o tienes una afección crónica, como la diabetes. El cuidado de la salud bucal es una inversión en tu bienestar general. Fuente: https://www.mayoclinic.org/es/healthy-lifestyle/adult-health/in-depth/dental/art-20047475

30 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page